Tarjetas de Memoria

Hay pocas cosas más estresantes que el aviso de «sin espacio en disco» cuando estás usando tu cámara y no tienes donde volcar las imágenes ya hechas. ¿Tener que mirar las fotos hechas y tirar algunas? ¡Qué horror!

Compra una tarjeta de memoria que te saque de estos apuros. Oye, y ya que estás, cómprala que sea buena. Si tienes dudas más abajo tienes una completa guía para saber qué tarjeta necesitas.

LAS MEJORES TARJETAS DE MEMORIA PARA TU CÁMARA FOTOGRÁFICA

Seleccionar la mejor tarjeta de memoria para tu cámara

En el mercado actual, si quieres adquirir una tarjeta de memoria para la cámara, puede que te resulte bastante difícil elegir la adecuada. Una tarjeta viene con los siguientes criterios: tipo, velocidad, precio, capacidad. Si deseas adquirir una tarjeta de alta capacidad a bajo precio, es posible que venga con una baja velocidad de trasferencia. Si quieres adquirir una tarjeta de alta velocidad de transferencia con una tarjeta de alta capacidad puede venir con un costo verdaderamente alto. Si quieres lograr un equilibrio entre ambos, debes comprometer la calidad.

¿Qué es una tarjeta de memoria?

Es un pequeño medio de memoria extraíble que se puede usar para almacenar datos en un medio y para transferirlos a otro medio.

Veamos cada uno de los criterios que le van a ayudar a decidir sobre una tarjeta de memoria en detalle.

Capacidad

Este es bastante sencillo, y no es gran cosa. Una tarjeta de memoria de treinta y dos GB puede almacenar hasta mil fotografías RAW. Asumiendo que el tamaño de un archivo RAW es de 30MB, normalmente una Canon 5D MKIII producirá un fichero RAW de entre 25-35MB de tamaño. De exactamente la misma manera una tarjeta de 16GB puede contener hasta unas quinientos fotografías, y de este modo consecutivamente. Si disparas en formato jpeg, entonces una tarjeta de 32GB puede contener en torno a tres mil doscientas fotografías, asumiendo que tienes los ajustes jpeg tan finos en detalle, y grandes en tamaño del archivo. Con esa configuración, un archivo jpeg tendrá un tamaño promedio de 10MB en una cámara Canon 5D MK III.

Tipos

Hay muchos géneros de tarjetas de memoria libres en el mercado que van desde la tarjeta Micro SD, la tarjeta SD, la tarjeta CF, M2 (de sony). Pero en realidad, solo hay tres géneros de tarjetas que se utilizan primordialmente en el planeta de la fotografía, la tarjeta Secure Digital (SD), la tarjeta Eye-fi, la tarjeta Compact Flash (CF).

Tarjeta Micro SD

La tarjeta micro SD es una versión en miniatura de la tarjeta SD y está concebida para ser usada en teléfonos móviles. Esta tarjeta tiene capacidad, así como restricciones de velocidad de transferencia. Por eso se usa principalmente en los Móviles, donde se puede guardar música y aplicaciones, o bien cualquier otro dato parcialmente menos activo.

Tarjeta digital segura (tarjeta SD)

Este género de tarjeta se emplea extensamente en las cámaras digitales, primordialmente en cámaras de apuntar y disparar y secundariamente en cámaras profesionales. La restricción en el uso de esta tarjeta es la capacidad de la misma. La máxima capacidad inicial era de solo 2 GB cuando se introdujo en 1999. Pero a medida que el tiempo y la tecnología avanzaron, se introdujo una versión posterior como SDHC con una capacidad máxima de 64GB en 2006 (HC significa Higher capacity). La reciente tercera iteración de la tarjeta SD se anunció en 2009 como tarjetas SDXC (XC significa capacidad ampliada). Esta clase de tarjeta ofrece hasta 2 Tb y una mayor velocidad de trasferencia.

Tarjeta Eye-fi

Estas son tarjetas SD únicas que vienen con WiFi incorporado. Esto le permite transferir los datos a su ordenador o a un servicio basado en la nube o bien incluso a su Móvil directamente, lo que le deja borrar la memoria mientras dispara, sin necesidad de sustituir la tarjeta de memoria. Incluso es posible geoetiquetar sus fotografías con el servicio inalámbrico libre, pero con menos precisión.

¡Parece que hay un futuro prometedor para esta tarjeta!

Tarjeta Compact Flash (tarjeta CF)

Introducidas por vez primera en 1994, las tarjetas de CD tienen una alta velocidad y capacidad. Esta es la razón por la que las tarjetas CF ocupan la ranura principal de las cámaras profesionales. Las presentes tarjetas SD están igualando la velocidad y la capacidad de las tarjetas CF, mas los fabricantes de cámaras no están dejando las tarjetas CF aún. A menudo proporcionan ranuras para tarjetas SD y CF, y en cambio ciertos fotógrafos desearían contar con dos ranuras para tarjetas SD en su lugar. Esto proporciona algo de espacio extra en la cámara y ahorra dinero al fotógrafo (las tarjetas CF cuestan más o menos el doble que las SD). Ojalá cambien la importancia de las tarjetas SD en un futuro próximo.

Como su nombre lo señala, se trata de una memoria flash que ayuda a la velocidad de lectura/escritura, y asimismo tiene una mayor capacidad.

Velocidad

Velocidad en las tarjetas SD

Todas y cada una de las tarjetas de memoria vienen con velocidad, mencionada o no. La velocidad aquí significa tanto la escritura como la lectura. La indicada en la tarjeta es la máxima velocidad que la tarjeta puede leer, pero lo más esencial es la velocidad de escritura. La velocidad de lectura es el tiempo que se tarda en leer los datos de la tarjeta y la velocidad de escritura es el tiempo que se tarda en escribir los datos. En pocas palabras, la velocidad de lectura entra en acción cuando se trasfieren los datos de la tarjeta, la velocidad de escritura entra en juego cuando se dispara. Normalmente, la velocidad de escritura es aproximadamente la mitad de la velocidad de lectura de las tarjetas SDHC. En otras pocas tarjetas, tanto la velocidad de lectura como la de escritura son prácticamente iguales.

La velocidad de las tarjetas ha sido clasificada en clases por la Asociación SD, a las que se hace referencia ahora. Las velocidades se destinan primordialmente a la grabación de vídeo, donde se requiere una grabación sostenida (escritura) y se supone que es la velocidad mínima en el peor de los casos.

Verdaderamente hay que dar peso a este único y más esencial factor, cuando se adquiere una tarjeta de memoria. Todas las tarjetas SD tienen una clase anotada en ellas. Examina el diagrama adjunto a continuación:

Clase 2: Velocidad mínima de 2MB/s
Clase 4: Velocidad mínima de 4MB/s
Clase 6: Velocidad mínima de 6MB/s
Clase 8: Velocidad mínima de 8MB/s
Clase 10: Velocidad mínima de 10MB/s

Más tarde, en 2009, otra clase, UHS, fue introducida por la asociación SD y está diseñada para las tarjetas de memoria SDHC y SDXC. UHS emplea un nuevo autobus de datos que no funcionará en los dispositivos que no sean UHS. Si emplea una tarjeta de memoria UHS en una cámara que no sea UHS, empleará de manera predeterminada el bus de datos estándar y empleará la clasificación «Clase de velocidad» en lugar de la clasificación «Clase de velocidad UHS». Las tarjetas de memoria UHS tienen un mayor potencial para grabar emisiones en tiempo real, capturar vídeos HD de importante tamaño y HD profesional de altísima calidad.

Estas son las clases en la categoría UHS:

Clase 1: Velocidad mínima de 10MB/s
Clase 3: Velocidad mínima de 30MB/s

La velocidad en las tarjetas CF

Tratándose de tarjetas CF, la velocidad se menciona frecuentemente como X veces y en muchas tarjetas se ha citado como MB por segundo, lo que es bastante sencillo. Al tiempo que cuando la velocidad se expresa como 600X o bien 1066X, ¿qué es lo que significa exactamente? X significa 150Kb por segundo. Es un estándar traído de la grabación de medios ópticos. Ahora, para descubrir cuál es exactamente la velocidad de 600X hay que multiplicar 600 por 150 y dividir el resultado por mil. El resultado final está en MB por segundo. Por ejemplo, una tarjeta de velocidad de 600X es capaz de leer 90MB por segundo (600×150/1000).

Las últimas tarjetas CF vienen con el UDMA 7, que mejora la limpieza de la memoria media de la cámara rápidamente, lo que deja que la cámara esté lista para la siguiente ráfaga. En ocasiones se requiere una actualización del Firmware para aprovechar al máximo el UDMA 7.

Precio

Tratándose del coste, la tarjeta más rápida es el principal criterio que decide el precio. El próximo factor decisivo es la capacidad de la tarjeta. Una tarjeta SD es el 50 por cien del coste en la misma capacidad que la tarjeta CF. En consecuencia, si quieres adquirir una tarjeta de alta velocidad con la misma capacidad tendrás que pagar más. Por otro lado, si deseas adquirir una tarjeta de alta capacidad a un coste más bajo, es posible hacerlo pero obtendrás una tarjeta de menor velocidad.

Conclusión

Con toda esta información, estás más que preparada/o para elegir tu tarjeta de memoria. ¡Que la falta de espacio no vuelva a ser un problema!